El Cabo Occidental

La Península del Cabo es una base ideal para explorar gran parte de la Provincia Occidental. Las costas orientales de False Bay, las extensas localidades vitivinícolas de Stellenbosch, Paarl, Franschhoek y Tulbagh con sus casonas Holandesas del Cabo, diversos y magníficos pasos de montaña y reservas de flores silvestres, los santuarios de aves de Langebaan Kloof y Lambert’s Bay, pueden ser visitados en excursiones de un día, partiendo de Ciudad del Cabo. La región entera, de clima tipo mediterráneo, es afamada por la riqueza sin parangón de su flora autóctona.
La mejor época para las flores silvestres es la primavera (septiembre y octubre); el estío a su vez ofrenda cosechas de albaricoques, melocotones, uvas, trigo y manzanas; y el otoño teje su gobelino de viñedos y suaves días ocres como regalo.

Algunos como Hermanns son amparada por montañas. La costa oeste, de frías aguas atlánticas, es más llana, seca y arenosa, pero su hermosura es lumin osa j cautivante.

Algunos cientos de kilómetros al ncn: de Ciudad del Cabo, sobre la carretera principal a Africa Sudoccidental/Namibia hay un pueblecito llamado Springbok que es la “capital” de Namaqualandia. Esta región es áspera, seca y poco agraciada durante once meses del año … de golpe, en primavera (siempre y cuando haya llovido generosamente de antemano) el espacioso paisaje se transforma en una paleta de colores. La Naturaleza y sus caprichos son capaces de convertir a este yermo en uno de los vergeles más prolíficos de la Tierra.